30 enero, 2015

8 La hora plurinacional y otras noticias inspiradoras



El mundo es un gigantesco mamarracho o la resaca de año nuevo me sigue durando. Por más que me restriego los ojos no consigo despertar del todo. Pilas y pilas de ideas rondan mi cabeza, esperando que salga algo. Ni mierda. La tiranía parsimoniosa de los días me arrastra hacia su letargo de ancla. Una enormidad cuesta calentar motores y que de una vez vayamos para adelante. Ni el paso reciente del Dakar y su rugido desenfrenado me ha hecho saltar de la abulia, al contrario de mis compatriotas, a quienes se los ha vacunado suficientemente con “el orgullo de ser bolivianos”, a qué cuento será. Para disimular o hacer acto de presencia, dejo este popurrí de noticias que me leí por ahí, webeando, claro. Entretanto, a hamacarse mientras se va este mes de la puñetera calma.


  • Hablando del Dakar, se cuenta que lo que más impresionó a los pilotos extranjeros no fue el salar de Uyuni y su desoladora belleza (como el mar y su infinito azul), su “paisaje de otro mundo” y demás cuentos de folletín turístico; sino más bien el sorojchi o mal de montaña que llaman en otras latitudes. Uno a uno, empezando por el principesco líder de la carrera se quejaron de todo tipo de dolencias, de lo más insólitas, como que alguno afirmó que se sentía como un borracho. Es un hecho innegable que para quienes no están acostumbrados, la altura puede significar algunas incomodidades como sufrir mareos, náuseas o dolores de cabeza, de forma leve y pasajera hasta que el organismo se acostumbre luego de unos minutos, a menos que uno sea un ser enfermizo, cosa que no debería suceder con competidores profesionales, que de seguro casi todos habrán pasado por cámaras hiperbáricas y demás auxilios tecnológicos antes de sumarse a la aventura. Después dicen que es la competencia más difícil del mundo. Pero al parecer no solo los pilotos se fueron de “marcha”, ya que algún corresponsal escribió para un prestigioso diario español: “El mal de altura de Bolivia incide en los pilotos y en el rendimiento del motor”. Ayayay, acabamos de descubrir que hasta las máquinas se enferman o sufren con el mal de altura. ¿De ahí viene aquello de griparse o agriparse el motor? Exijo una explicación. 
  • El cacique Evo Morales (me niego a llamarle presidente, a partir de este 22 de enero, por razones constitucionales), luego de asumir su tercer mandato consecutivo a la manera occidental, con tendido de alfombras rojas en puertas de Palacio Quemado y orquesta de cámara –onda Titanic- en salones de Cancillería para los distinguidos invitados que llegaron del exterior; en un destello de su acrisolada sabiduría, estrenó su gestión con un invento nuevo, aporte de Bolivia para el mundo: a partir de ahora, reina la hora plurinacional, que acabará de una vez por todas con la vergonzosa “hora boliviana”, una de las taras culturales que está en el ADN de los bolivianos. ¡Qué hora suiza ni qué ocho cuartos!, presentarse a la hora exacta es cosa trillada, mejor llegar muchos minutos antes a las citas, a las reuniones, a las fiestas, y a lo que haga falta. Regístrese, ríase y archívese.
  • Leo que José Sarney, presidente de Brasil por chiripa en los años 80, y luego presidente del senado por tres veces en su dilatada y cómoda trayectoria de legislador, por fin ha dejado su escaño este mes de enero, a sus 84 años nada menos. Pero el joven centenario no piensa en jubilarse, pues según la crónica, sólo abandona la política para iniciar una prometedora carrera de escritor. “Lo que pasa es que no tengo mucho tiempo... La vejez es muy buena, pero dura poco”, aseguró en una entrevista. Que aquello de disfrutar de la presencia de los nietos no va con él, según se pudo deducir. “A la vejez, sarney”, decía un personaje maledicente ¿o era viruela?

  • Tanto de remojarme y estropearme las manos con el jabón lavavajillas, por fin tiene su recompensa. Acabo de descubrir que, según un maestro del Zen, nominado al premio Nobel de la Paz para mayor peso, lavar los platos a mano puede ser un gesto inspirador (como el pelar una papaya con calma y dedicación al extraer las semillas). Propone el maestro que las actividades diarias se hagan con toda la concentración posible, parecido a una práctica de meditación, “conscientes de nuestros pensamientos y acciones”, remarca. Con razón, me asaltan ideas perniciosas cada vez que me enfrento a la engorrosa tarea de fregar los trastos: ahí mismo medito que si no estuviera soltero, descansaría un día por medio, fijo. Si por lo menos tuviera una amiga cama adentro, sería más llevadero aquello de dar cera y pulir cera.                                                  

  • El régimen ultra revolucionario de Nicaragua, al parecer tiene las ideas más luminosas de todo el continente y le ha ganado la partida a Maduro y demás pajarracos del ALBA en aquello de gobernar cerca del pueblo y otras formas estrafalarias de hacer política. Ni gobierno de calle, ni fútbol o asado para todos, ni juegos plurinacionales. Nada más inspirador que presentar maquetas de obras con imágenes de la Virgen presidiendo una exposición. “ENATREL con María electrificando Nicaragua”, reza un cartel de un proyecto eléctrico. Como sea, todos parecen gobernar con apoyo divino, por la gracia de dios, la virgen Purísima o la Pachamama. Aleluya.

  • La última: pintar con las nalgas ya no había sido el último pincelazo del arte conceptual para darse bombo.Una empresa hace bombones personalizados con el molde de tu ano” titula un sitio que leí de rebote. Por higiene mental no comento más. Este mundo ya no está de cabeza ni patas arriba. 

24 enero, 2015

4 La última payasada del emperador


Sacerdotes luciendo ojotas "ancestrales", hechas de goma de automóvil.

21 de enero de 2015. El primer emperador del místico-dorado Estado Plurinacional volvió a hacer historia: en otra ceremonia sin parangones fue coronado por tercera vez, a diferencia de las monarquías europeas como el recientemente posesionado rey de España, Felipe VI, de quien se dice que no quiso venir a la investidura de su colega altiplánico para no sentirse menos, ni arriesgarse a sufrir los temibles efectos de la altura, ya que el acto se celebró en la Lhasa andina, Tiahuanaco, el centro más energético del planeta; tanto que los ejecutivos de Redbull están pensando en venir a proveerse de agua del cercano Titicaca y otros manantiales sagrados. 

Desde las seis de la mañana, un verdoso e imponente helicóptero Super Puma de fabricación francesa –bautizado como Jatun Puma, a efectos de descolonización- revoloteaba en torno de las ruinas líticas de Tiahuanaco para dar magnificencia al evento, mientras abajo iba reuniéndose poco a poco la multitud convocada. Calentaban los braseros de los sahumerios el aire gélido de la meseta y sonaban cada tanto las caracolas a modo de pututus, ya que estos por estar elaborados de cornamenta de vaca, al parecer fueron desterrados para siempre de todas las ceremonias protocolares. El toro vino con los odiosos conquistadores, recordaron de pronto los arqueólogos al servicio del régimen.
 
Conferencia de prensa para presentar el traje especial de S. E.

Bajo el asesoramiento de estos estudiosos de lo antiguo y el más allá, se mandó a confeccionar el traje especial que lució Su Excelencia, diseñado por ellos mismos porque si contrataban a un especialista (como la diseñadora que elabora las chaquetas exclusivas de S. E.), habría costado mucho más, aseguraron en una conferencia de prensa en la Cancillería. Menos mal que le ahorraron al Estado mucho dinero,  ya que el conjunto de la vestimenta finalmente demandó la erogación de unos modestos 30. 000 Bs. (Sus 4.300), incluyendo los honorarios de los artesanos que totalmente inspirados no durmieron ni un día con tal de acabar a tiempo el encargo. 

El soberano recauchutado portaba una cachucha de cuatro puntas -con réplica de oro en la frente-, que son “las antenas para traer la buena energía del cosmos”, aseveraba el mismo experto, a tono con lo que Von Daniken y otros autores muy visionarios afirmaban que los seres alados esculpidos en los monolitos de Tiahuanaco eran representaciones de astronautas del pasado, unos auténticos viajeros del cosmos que habían paseado sus antenitas hace miles de años. “La ropa ceremonial de muy larga data” fue complementada con una túnica de vicuña decorada con pechera de oro y otras filigranas al uso, que a su lado los trajes dorados de Gadafi eran pobres de solemnidad. Pero lo que más llamó la atención fue que los pantalones ya existiesen mucho antes de la era incaica, un invento tiahuanacota y quizá extraterrestre, siguiendo la línea de Von Daniken. Así de ancestral iba el asunto.

Coro indigena, engalanado por un cóndor del Carnaval de Oruro.

Trescientos líderes indígenas de otros países fueron invitados al acontecimiento, y quizá llegaron más porque es ampliamente conocido que el régimen no escatima en gastos a la hora de financiar a embajadores de su revolución del arcoíris. Una “guardia indígena”, conformada por 300 ñustas y otros 300 ñustos  (que estamos en tiempos de igualdad e inclusión, hermanos y hermanas), fue especialmente preparada para custodiar la ceremonia conformando una suerte de valla humana tomada de la mano, amén de los miles de policías y centenares de militares que resguardaban todo el recinto arqueológico de pisadas inoportunas, cagarrutas y demás consecuencias del turismo masivo. Más de cincuenta mil visitantes asistieron a la “posesión ancestral”, aseguraron fuentes oficiales.  

Todo este inmenso operativo que significó el traslado de autoridades, diplomáticos y otros viajeros internacionales, además del personal de seguridad incluyendo el regimiento Colorados de palacio de gobierno, centenares de dirigentes de los movimientos sociales de todo el país, cuerpos de baile oriental, coros indígenas, artistas folclóricos y demás bufonada para alimentar el circo habrá significado otra sangría terrible para las maltrechas arcas públicas, a título de poner al país en el mapa mundial y consolidar al caudillo como líder indiscutible de todos los pueblos "originarios.  En contrapartida, la televisión mostró que el paupérrimo pueblito aledaño de Tiahuanaco no tiene alcantarillado ni sistema de agua potable decente. Para variar, el museo instalado que debería ser motivo de orgullo yace en el más completo descuido. Pero más importante había sido “mostrar un liderazgo continental y anticipar un liderazgo planetario de cara a 2025”, según afirmó un alto funcionario de gobierno, que por ello el acto tenía una connotación especial. Entretanto, a los pobladores de Tiahuanaco, según se quejaron, tan magno y sagrado evento solo les dejó incontables montones de basura.
 
Tan comercial era el asunto, que la telefónica estatal aprovechó para publicitarse

07 enero, 2015

4 Once maneras de ponerse el casco



Como todos saben, Bolivia es el país de los más listos, paraíso de la creatividad desbordante, donde una y otra vez la inteligencia de la especie se pone a prueba. De entre los más avispados y singulares sobresalen últimamente los motociclistas que siempre se las han ingeniado para rehuir el uso del casco obligatorio. Años de cabalgar mechas al viento cual rebeldes salvajes de carretera o porque el casco de mierda rebaja la pinta, han impedido que se consolidara este artefacto de seguridad. Tampoco es ocioso decir que la policía de tránsito jamás se preocupaba por efectuar los controles, ya que era muy normal ver a uniformados conduciendo su moto como si fuera una bicicleta. Recién en los últimos años, quizá por la caótica proliferación de las motos chinas (ahora hasta mi vecino anda con su chopper ‘Honda’ tuneada con stickers) las autoridades se han puesto más o menos serias con el tema y andan efectuando constantes batidas para capturar motos indocumentadas y multando a aquellos que no llevan el casco, que no portándolo en la cabeza, el asunto es mostrarlo y punto. 


Sí, han oído bien, el truco es tenerlo aunque sea amarrado en el manubrio para que llegado el momento, al avistar a poca distancia un “operativo sorpresa”, los conductores resultan ser más listos que los agentes poniéndose el caso reglamentariamente, aun en las mismas narices de estos que sólo les echan unas amonestaciones de manual. El único imbécil que queda multado y con la moto retenida es aquél que se olvidó en casa el casco antes que el celular. Cualquiera se consigue hasta una olla y le pone un cordón a modo de correa con tal de pasar los controles sin novedad. Que el material del casco o la forma cómo se utilice, es lo de menos. La cosa es pasar la I.T.V. (que no la inspección técnica vehicular), o sea la inspección técnica visual del agente: con casco o sin casco, pase usted, caballero.


A las imágenes me remito para testimoniar estas descacharrantes muestras de jugar a los valentines con las normas de seguridad. Empecemos por la normalidad, cada vez menos presente en este rincón fabuloso del planeta, tan revolucionario que se pasa de revoluciones:


1.- Modo teóricamente correcto.- hablo de colocarse el casco idóneo y de manera oportuna, aunque sea para una carrerita a la esquina. Desafortunadamente, pocos ponen en práctica esta sencilla y modélica prevención. Lo que en otras latitudes se ha asumido hace décadas como requisito natural y prácticamente un acto reflejo antes de conducir una motocicleta, aquí se sigue viendo como una norma innecesaria, tonta y hasta absurda. Solo los anticuados y giles se ponen el casco todo el tiempo, peor si hace calor.



2.- Modo Gorriti.- no es culpa del motociclista que los policías aún no se hayan enterado de que hace rato que llegan al país, elementos de seguridad para la cabeza con diseños que imitan gorras deportivas. 



3.- Modo mascarón de proa.- una de las más comunes, que consiste en transportar el casco como elemento decorativo dándole una presencia señorial a la máquina, para que todos contemplen esa testera de toro embravecido.



4.- Modo solidario.- para aquellos pocos caballeros que todavía quedan, dispuestos a desnucarse con tal de que se salve su reina.



5.-  Modo egoísta.- si yo me salvo es porque yo conduzco mi motocicleta, si en el camino se sube una pasajera o una amiga es a su riesgo, ni loco llevo un casco de emergencia. 



6.- Modo paternalista.- un ejemplo que se ve a menudo en nuestras calles, con padres segurísimos de que van a salvar la vida de sus hijos pequeños colocándoles un casco de adulto, el suyo. Como sea, pasa también la ITV que hemos citado.



7.- Modo mercado.- no, no se confundan, eso podría ser fácilmente el cesto de la compra, quizá para transportar huevos u otros objetos delicados, que se asemeje a un casco es mera coincidencia. Otro de los casos más frecuentes, habida cuenta de que esta ciudad está poblada de mercados al paso. 



8.- Modo almohadilla.- que es una manera creativa de prevenir lesiones severas, quizá para proteger el codo o parte del brazo ante un derrape o similar.



9.- Modo extraño pasajero.- tiene que ser siempre en el asiento del acompañante, algunos especialistas especulan de que podría tratarse de un alíen u otra extraña criatura. Un biólogo me ha sugerido que quizá pueda tratarse de un armadillo enrollado que viaja a dedo.



10.- Modo casco invisible.-  sin duda el más listo de todos, seguramente portará un casco mágico tipo aureola de santo, ya que sortea sin problemas cualquier operativo o tendrá una especie de radar para esquivar a los retenes o salir a la calle cuando no hay policías controlando. Estos ejemplares son tan escurridizos que hasta mi cámara tuvo serias dificultades para registrarlos. Y si no, vean.



11.- Modo motociclista fantasma.- ¿no lo ven, ahí esperando el semáforo, parado sobre la línea de cebra? Es tanto su peso, que hasta las líneas blancas se curvan por su presencia. O tendré ojos biónicos o ustedes necesitan urgentemente acudir al oculista. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

El Perro Rojo Copyright © 2011 - |- Template created by O Pregador - |- Powered by Blogger Templates