29 noviembre, 2010

0 Y la pesadilla se hizo realidad: Wilstermann a Segunda

Foto: Los Tiempos
¿Cómo se puede pasar en menos de seis meses, de la celebración más ruidosa de un título (Torneo Apertura) al llanto e histeria colectiva que provoca el descenso a los ‘infiernos’ de segunda división?(Torneo Clausura) ¿Qué país es este que permite este tipo de ‘calamidades’?, ¿Quiénes son los ‘iluminados’, que no contentos con perpetuarse, idean este tipo de torneos? No recuerdo otro ejemplo en la historia futbolística local, que un equipo de segunda división (lo será el año 2011), juegue el torneo de clubes más importante de América. Similar situación, atraviesa el Goiás brasileño, ahora finalista de la Copa Sudamericana, que el próximo año podria jugar la Libertadores. 

A pesar de que no figure en los reglamentos de competición, objeción alguna acerca de esta rocambolesca circunstancia, que un equipo de división inferior nos represente en un campeonato internacional, es sin embargo, un hecho vergonzante para el cada vez más ‘folclórico’ y depauperado balompié boliviano. ‘Es culpa de la pobreza económica del país’, dirán algunos teólogos del fútbol, pero entonces, ¿cómo se explica que Uruguay y Paraguay tengan mejores equipos y por ende mejor fútbol, si sus economías son más pequeñas que la boliviana? 

Ahora que el equipo aviador acaba de cumplir 61 años de vida, nunca voló tan bajo como estos últimos años. Qué lejanas y nostálgicas, se harán esas tres etapas de los ‘años dorados’, la última a inicios de los 80’s, que contó con la participación del mismísimo Jairzinho, compañero mundialista de Pelé, que no obstante su avanzada edad, proporcionó a la parcialidad ‘roja’, tardes inolvidables de fútbol. 

Increíblemente, a pesar del mayoritario arraigo popular, es realmente desolador y patético, que la ¿institución? aviadora cochabambina, no tenga hasta ahora instalaciones deportivas propias y cada temporada tropiece con el infinito calvario de conseguir canchas para sus prácticas. 

Visto así, tras varias temporadas jugando al borde del descenso, aunado a unas pésimas gestiones directivas, que han sumido a la entidad en la bancarrota económica, lo inevitable se hizo patente. Lástima por algunos buenos amigos incondicionales wilstermannistas. 

Una lección de humildad a ‘esos esforzados hinchas' que no escatiman su orgullo de pertenencia y soporte al equipo en tiempos de bonanza. 

Regocijaos, al menos los boletos ya no costarán tanto como en las tardes de domingo.

23 noviembre, 2010

0 Nueva dosis de palíndromos


A bala, callar teme, metralla calaba.
A Canadá no Visa masivo, nadan acá.
¡Ah! casita a ti, Sacha.
Ada: esa estoica, sació Tse, aseada.
Allá casen, nace Nico, no cine, Cannes acalla.
Ama bono Don Obama .
 A Obama, ama boa.
Ama boca, rabo, Barac Obama.
Ama Dalai, sari, ir así a la dama.
Ama Don Eros, Soren o dama.
A esa pon arito, tirano pasea.
A eso notará, “botija” Bartolomé Leal: la “ele” moló, trabajito barato no sea.
(Variación sobre un palíndromo suyo, cuyo artículo sobre la Palindromanía, me contagió de este vicio).
A por ti Hanói, va avión, ahí tropa.
(declaración de un comandante ante el desastre del ejército norteamericano en la guerra)
Atila mama, ama malita.
“Era Zar”, trazaré.
(un historiador)
Eva: a yak, fakir asa, sari Kafka ya ve.
Eva ya ama a Yavé.
Haga lugar a gulag, ¡ah!
Haré verbo pobre: “ver”, ¡ah!
Noé: Lot, Susan asustó león.
Ocre tofu, típico cocí, pitufo terco.
Oí: Miss Edna, uro roto, toro ruandés, simio.
Oído: Eta ruges, azar o voz, acallar teme, metralla cazó voraz, asegúrate odio.
O duro cipote doy a pícnica (bacín), cipayo, dé tópico rudo.
Omar, a Boyero oí: “cinéfilo poli, fenicio ore, yo bar amo”.
(A Carlos Boyero, critico español de cine)
Osó tal Senna, ceden icono, no cine de Cannes latoso.
(Propuesta de cambiar el rio Senna, como símbolo francés, por el desprestigio paulatino de Cannes)
¿Oyó?, neonato nací, Fargo me da demográfica nota: “Noé”, no yo.
(equivocación de una enfermera al registrar a un recién nacido)
Roma, a ti, sí visita amor.
(Otro homenaje a la ciudad eterna)
“Saeta”, Paz nadas, Adán zapateas.
¿Será Zorba?, caminó poni, macabro zar es.
“Trabajito”, botija Bart.
(Otro homenaje a los Simpson)
Yo haré, a rata la di, citará raticida, lata raerá hoy.
(Enésima variación del clásico 'atar a la rata')

17 noviembre, 2010

0 Joan Baez y su singular versión de ‘Viva mi patria Bolivia’


Joan Baez y Bob Dylan
Aún no había nacido yo y la mítica cantante de la época hippie, interpretaba- junto a su hermana menor Mimi Fariña- esa canción tan querida de los bolivianos, la más cantada y respetada después del himno oficial. La ocasión para tal acontecimiento se produjo en el sitio más insospechado-una cárcel- la famosa penitenciaria neoyorquina de Sing Sing, fuente de inspiración asimismo, para un icono de la canción latinoamericana, el sin par José Feliciano.
Vaya uno a saber, las circunstancias en que se produjo tal evento y cierto es, que la citada cárcel contaba con muchos presos latinoamericanos, y de seguro algún amigo cercano de la artista, era boliviano o conocía bien la canción. Como habrán podido adivinar, la cantante tiene raíces latinas y en pleno apogeo de su carrera, tuvo el gesto noble de acudir a brindar un poco de alegría a los encarcelados, quienes correspondieron agradecidos con calurosas ovaciones.
Reconozco que no conocía a Joan Baez, hasta que vi un cartel suyo en la película ‘Forrest Gump’, en una escena en que Jenny, la amiga/novia de Forrest toca su guitarra y de fondo aparece el citado poster, adornando su habitación.
Y hete aquí, la magia del Youtube, que me permite disfrutar de esta joyita (el dato, previamente me proporcionó un primo mío). Confesaré que como ‘altoperuano o plurinacional’, he escuchado por gusto y por inercia, infinidad de interpretaciones en voces de distintos artistas, cada cual con alguna peculiaridad, pero ninguna tan singular como esta.
Y a pesar de la improvisación y modificación parcial de la letra, no puedo evitar emocionarme al escuchar esta versión tan entrañable, ejecutada con tanto apego y sentimiento, por dos voces dulces, que la cantan como si fuera suya de toda la vida, como si la llevaran en el alma.
Ya sé que les pueda parecer un sacrilegio, pero particularmente, me gusta más esta interpretación que la original, lástima que sea tan breve e incompleta.
He aquí, las dos versiones. Sacad vuestras conclusiones.

15 noviembre, 2010

0 ‘Luces al atardecer’, una pequeña joya finlandesa


Fotograma: Google
Acabo de visionar una modesta película, cuyo título no me llamaba la atención en principio. La adquirí por ‘dos duros’ como dicen en España, pero por dos pesos locales (25 céntimos de euro). Estaba de liquidación en un puesto pirata, porque ya se sabe que en Latinoamérica sólo vende el cine de Hollywood, a veces los coleccionistas tropezamos con este tipo de gangas. Lo compré porque la tapa llevaba la leyenda de ‘seleccionada al Oscar mejor película extranjera’, nunca había oído acerca de su director, por el nombre me parecía otro japonés loco. Tampoco se trata de adquirir cualquier film raro.

Yendo al asunto, el director finés Aki Kaurismaki, ofrece en esta cinta, un retrato descarnado de la sociedad moderna, sin detenerse a dar mayores explicaciones, dejando que la ‘acción’ fluya sin más.  Los que queráis ver paisajes idílicos, con bosques de coníferas, cabañas y lagos límpidos, ‘perded toda esperanza’, como decía el gran Dante.

Todo rezuma en la película a soledad absoluta, a un fatídico nihilismo del protagonista que acepta sin rechistar todas las maldades que le impone la sociedad. A todo esto añadámosle un entorno invernal, unas grises y horribles locaciones de la capital finlandesa, que terminan por derribar toda la imagen icónica que se tiene de los paisajes y ciudades escandinavos. Vamos, que no dan ganas de visitar ni vivir alguna vez en el país de los mil lagos.

Pero el film, caería en el saco de otra aburrida y aséptica historia de una sociedad deshumanizada, de no ser por algunos detalles que destilan humor contenido, más bien malsano, rayando en lo negro, como la escena donde la amante rubia del jefe mafioso, pasa la aspiradora por el salón, ante la indiferencia natural del hombre y sus compinches jugando a las cartas.

Todo está bien medido; desde la violencia, las conversaciones entre los protagonistas,  los planos de cámara y una fotografía estoica pero preciosa. Las escenas románticas son tan ‘calurosas’ que dan ganas de echarse a reír o decir ‘que te ame una finlandesa’ como broma macabra. Las actuaciones van acordes con el tono de la película: sobrias, naturales y concisas. Se nota el buen tino del director para escoger a su elenco.

Lo bueno de la historia, es que la trama corre simple, limpia de artificios (gesto que se agradece) y sin caer en el sentimentalismo y tufillo aleccionador tan caro del cine hollywoodense.

Lo negativo, más bien circunstancial. Tuve que tragarme el insufrible doblaje español (no tenia versión original), aclaro que no tengo nada contra el cine español, se aprecia como cualquier otro cine en castellano, pero sus doblajes son penosamente sobreactuados y acentuados.

Recomendada para amantes del vodka, nostálgicos del tabaco y cinéfilos de frio talante como yo.

11 noviembre, 2010

2 ¿Y dónde están las mujeres fatales del cine?

¿Por qué ya no vemos la típica femme fatale en los filmes contemporáneos?

Grace Kelly
Ava Gardner
El gran Dostoiewski escribió alguna vez:La belleza salvará el mundo’, nunca mejor dicho, para hacer extensivo al mundillo del cine, compendio cultural que reúne por excelencia todas las manifestaciones artísticas humanas. No se puede soslayar, la importancia de la belleza femenina en la pantalla grande, ese maravilloso arte que nos permite la ensoñación, evadirnos de la rutina y acaso hallar sosiego a nuestras tribulaciones existenciales.


Ingrid Bergman
Gene Tierney
Actualmente, no obstante la aparición esporádica y prometedora de nuevas figuras femeninas, no puedo evitar transportarme al pasado y hacerme algunas preguntas: ¿Por qué ya no veo actrices que quiten el aliento o nos dejen mudos? ¿Han cambiado los gustos, los cánones de belleza? ¿Acaso el cine en blanco y negro realza la belleza de algunas féminas? ¿Será que me he anclado en mi butaca o he envejecido prematuramente, si apenas voy por la treintena?


Rita Hayworth

Veronica Lake

Mujeres como Rita Hayworth, que con un sólo  movimiento de cabellera, arrancaba suspiros y aplausos en alguna película -no recuerdo el nombre- y cuya sonrisa llenaba por sí sola la pantalla. O Ingrid Bergman, que deja atribulado al pobre de Bogart en ‘Casablanca’


Gene Tierney, uno de los rostros más bellos de la historia del cine-no lo digo yo- aunque solamente la vi en el film ‘Laura’, pero suficiente para que me encandilara.

Y la diminuta Verónica Lake, tan frágil como hermosa rubia.

Lauren Bacall

Elizabeth Taylor
La enigmática y subyugante morena que fue Ava Gardner, capaz de petrificar al mismísimo Vinicius de Moraes.
La principesca Grace Kelly, aunque no vi ninguna película suya, pero ¡qué finura de mujer!
La felina Lauren Bacall, los ojos intensos como únicos de Elizabeth Taylor en "la gata sobre el tejado de zinc". Y Dios creó a la mujer pensando en la Bardot. Y los pómulos prominentes y la mirada de la exótica Sofía Loren… ¿Y?

El cine actual 

Hoy pueblan la pantalla, rostros lindos, pero aniñados, como Natalie Portman, a pesar de que apuntaba maneras en su debut de ‘El Profesional’. Rubias artificiosas como Nicole Kidman, morenas poco carismáticas como Sandra Bullock o mujeres eternamente lánguidas como Liv Tyler (verla en ‘El Señor de los anillos’ me producía  irrefrenables bostezos, cuan largos como sus piernas). 
No entiendo la idolatría por los ‘huesos’ de estrellas como, Julia Roberts, Michelle Pfeiffer  o Meg Ryan.
 

Entonces, ¿habrá alguna que dé la talla?...quizás, a lo sumo con los dedos de una mano, a saber: 


Sharon Stone, rutilante pero fugaz como el mítico cruce de piernas en Instinto básico. 

Me gusta mucho Scarlett Johansson, a momentos tiene ese aire clásico, sensualidad espléndida en ‘Match Point’ de Woody Allen  y un aura de fragilidad  y aire de extravío en ‘Lost in traslation’, de Sofía Cóppola y unos labios que matan.

Jennifer Connelly

Pero, me quedo definitivamente, con la embriagante melancolía de Jennifer Connelly, está hecha para papeles clásicos o de época. Sus breves y fascinantes apariciones en; ‘The Rocketeer’, ‘Dark City’ y ‘Una mente brillante’ lo atestiguan. Jennifer Connelly nació para encarnar a la típica mujer fatal imaginada por Raymond Chandler y Dashiel Hammett (Pablo del Moral, crítico español).


Y a todo esto, ¿dónde queda Marilyn Monroe, se preguntarán algunos? Encabezando el Olimpo de las Diosas del Cine,  de seguro. 

Por cierto, paso olímpicamente de Angelina Jolie y Megan Fox.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

El Perro Rojo Copyright © 2011 - |- Template created by O Pregador - |- Powered by Blogger Templates