15 noviembre, 2010

0 ‘Luces al atardecer’, una pequeña joya finlandesa


Fotograma: Google
Acabo de visionar una modesta película, cuyo título no me llamaba la atención en principio. La adquirí por ‘dos duros’ como dicen en España, pero por dos pesos locales (25 céntimos de euro). Estaba de liquidación en un puesto pirata, porque ya se sabe que en Latinoamérica sólo vende el cine de Hollywood, a veces los coleccionistas tropezamos con este tipo de gangas. Lo compré porque la tapa llevaba la leyenda de ‘seleccionada al Oscar mejor película extranjera’, nunca había oído acerca de su director, por el nombre me parecía otro japonés loco. Tampoco se trata de adquirir cualquier film raro.

Yendo al asunto, el director finés Aki Kaurismaki, ofrece en esta cinta, un retrato descarnado de la sociedad moderna, sin detenerse a dar mayores explicaciones, dejando que la ‘acción’ fluya sin más.  Los que queráis ver paisajes idílicos, con bosques de coníferas, cabañas y lagos límpidos, ‘perded toda esperanza’, como decía el gran Dante.

Todo rezuma en la película a soledad absoluta, a un fatídico nihilismo del protagonista que acepta sin rechistar todas las maldades que le impone la sociedad. A todo esto añadámosle un entorno invernal, unas grises y horribles locaciones de la capital finlandesa, que terminan por derribar toda la imagen icónica que se tiene de los paisajes y ciudades escandinavos. Vamos, que no dan ganas de visitar ni vivir alguna vez en el país de los mil lagos.

Pero el film, caería en el saco de otra aburrida y aséptica historia de una sociedad deshumanizada, de no ser por algunos detalles que destilan humor contenido, más bien malsano, rayando en lo negro, como la escena donde la amante rubia del jefe mafioso, pasa la aspiradora por el salón, ante la indiferencia natural del hombre y sus compinches jugando a las cartas.

Todo está bien medido; desde la violencia, las conversaciones entre los protagonistas,  los planos de cámara y una fotografía estoica pero preciosa. Las escenas románticas son tan ‘calurosas’ que dan ganas de echarse a reír o decir ‘que te ame una finlandesa’ como broma macabra. Las actuaciones van acordes con el tono de la película: sobrias, naturales y concisas. Se nota el buen tino del director para escoger a su elenco.

Lo bueno de la historia, es que la trama corre simple, limpia de artificios (gesto que se agradece) y sin caer en el sentimentalismo y tufillo aleccionador tan caro del cine hollywoodense.

Lo negativo, más bien circunstancial. Tuve que tragarme el insufrible doblaje español (no tenia versión original), aclaro que no tengo nada contra el cine español, se aprecia como cualquier otro cine en castellano, pero sus doblajes son penosamente sobreactuados y acentuados.

Recomendada para amantes del vodka, nostálgicos del tabaco y cinéfilos de frio talante como yo.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

El Perro Rojo Copyright © 2011 - |- Template created by O Pregador - |- Powered by Blogger Templates