30 agosto, 2010

0 Ladridos de perro: Aforismos


“Lasciate ogni speranza voi che entrate" 
 (Dante)

  • La felicidad es un momento disfrazado de alegría, como tal no existe. Para Vinicius de Moraes, la tristeza no tiene fin, la felicidad sí.
  • Lo reconfortante de la idea del suicidio es que no hay prisa para morir, al contrario provoca martirio y enajenación la prisa por vivir.
  • La vida sin mujeres sería como un jardín sin flores ¿Qué sitio se llamaría jardín sin flores?
  • La idea de la libertad es tan inabarcable que no puede ser estrictamente definida. A juicio mío, libertad es poseer la suficiente voluntad de no hacer lo que el resto de la gente hace, sin caer en la extravagancia o la estupidez.
  • La concepción del arte se ha vuelto tan elástica, que con el transcurrir del tiempo no será posible distinguirlo de las cosas triviales. Hay quienes ya hablan de “sobras de arte”.
  • Para el hombre solo hay una cosa que tiene mayor hechizo que la televisión: la mujer.
  • Cuanto más libros leo, más grande mi angustia y desesperación. Y tanto más envidio a aquellos que no han leído uno sólo.
  • Hay una ciencia que avanza a grandes zancadas, la “ciencia de matar”. Cuanto más perfecciona el hombre sus armas, más gente mata por “error”.
  • La meditación siempre conlleva cierto grado de dolor o tristeza. El contento sólo piensa en llenar su estómago, sabiendo que el mundo le espera.
  • El carácter del ser humano es como el clima: cálido, sereno o borrascoso. No se da siempre benevolente, sería antinatural.
  • La intolerancia y la mojigatería se parecen en una cosa: avergüenzan, una al cuerpo, la otra a la Humanidad.
  • Las mujeres son- desde un punto de vista estético y silencioso-las flores de la existencia: vistosas, gráciles y olorosas; sin las cuales el hombre viviría en una permanente orfandad ante la vida.
  • Los remordimientos tienen cara de mujer; no nos dejan dormir.
  • La única esperanza que conlleva esperanza es la muerte; tarde o temprano nos llega y, si le ponemos entusiasmo la podemos alcanzar.
  • Cometer un error es humano, no castigarlo más humano todavía. Afortunadamente la naturaleza no falla.
  • El amor es aquello acostumbrado que se hace de forma desacostumbrada. En cuanto se rompe esta regla, se convierte en otra actividad más.
  • La vida es como una ramera omnipresente: nos ofrece poco y no olvida cobrárnosla, aunque sea a plazos.
  • En la vida sólo hay dos clases de afortunados: Los niños y los ignorantes; aquellos porque contemplan el mundo sin amargura, éstos porque solo necesitan el pan del día.
  • Los futbolistas profesionales son la expresión más patética de Edipismo, al momento de celebrar un gol, nunca falta el infantil mensaje bajo su camiseta: “para ti mamá”, nunca he visto algún mensaje que diga. “¿Susanita quieres casarte conmigo?
  • La música, en tanto cultivo para el espíritu y no simplemente ruido de fondo para los placeres; constituye la materia para llenar el vacío que cada uno de nosotros conllevamos y lo es más cuanto mayor se manifiesta nuestra desesperación.
  • La música-al igual que el pensar- es una de las pocas cosas que trasciende la mera vitalidad y como tal un rescatable intento por justificar la existencia.
  • La cacareada idea de que somos la especie superior es sólo una arrogante quimera. Hagamos lo que hagamos nunca alcanzaremos la invulnerabilidad de los animales.
  • Una película hollywoodense no es más que la historia de una mujer, mejor rubia, cuyo bikini es una bandera de barras y estrellas.
  • La moral, no es otra cosa que una vieja beata vestida de luto que desluce el paisaje de los jóvenes.
  • Soy optimista, espero que se mueran los fanáticos y los ruidosos.
  • Los libros y las putas se parecen en una cosa: los hay para todo bolsillo.
  • Dios olvidó que era dios al crear a la Mujer; pensó en “mejor”, su obra salió “mujer de lo que esperaba”. (he ahí que esas palabras sean símiles)
  • Pensar es sacrificio y como tal conlleva sufrimiento. Es más agradable echar raíces en la experiencia de los sentidos.
  • La única forma de ser feliz es no tener noción o certidumbre de que se es. De ahí que sea superfluo preguntarle a un niño si lo es.
  • Si la vida es para muchos un constante martirio, ¿por qué nos empecinamos en seguir rindiéndole homenaje, es decir, continuar viviendo?
  • Si los países vecinos nos denominan el “país del altiplano”, ¿será a consecuencia de haberlo aplanado con marchas y bailes folclóricos?
  • En Bolivia, sólo hay dos eventos que nunca coinciden: Las marchas de protesta y las entradas folclóricas. Curioso, diría un antropólogo.
  • Dios existe y existirá según el hombre lo necesite. “Este pan sabe a dioses”.
  • Si la erudición entrara por ósmosis, los bibliotecarios nos llevarían amplia ventaja.
  • Miramos televisión para matar el tiempo. Leemos para matarnos con él.


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

El Perro Rojo Copyright © 2011 - |- Template created by O Pregador - |- Powered by Blogger Templates