22 julio, 2011

0 Me avergüenza que mi peor artículo sea el más visto


Usted es la culpable
Hoy estoy seco de ideas. Las musas me han abandonado. Hace casi un año que arrancaba este blog, cuya única intención era perder el tiempo y luchar contra ese mal espiritual que me atosiga hace muchos años; el aburrimiento. Y sí,  estuve perdiendo el tiempo un par de meses en el engorroso y frustrante diseño del sitio, el sinfín de problemas que me dio (y sigue dando) Blogger como a muchos.
Creo que soy víctima de esa ley murphyana de que “lo bueno sale a la superficie, la mierda también”. Ha de ser verdad. Hasta hace poco estaba bastante satisfecho del artilugio que muestra lo más popular  del blog. Encabezaban mis dos mayores pasiones: el cine y el fútbol, con algunos de mis artículos más queridos y por supuesto mostraba inevitablemente algunos de los más flojos también. Estaba encantado que se llevara la palma ese reclamo nostálgico sobre las mujeres fatales del cine. Todo iba bien, hasta que se coló de la noche a la mañana un artículo brevísimo, poco logrado, pobre más bien. Mi excusa es que constituye uno de los más antiguos, de los más verdes o inmaduros, de eso que se llama en el mundo del fútbol un “ejercicio de calentamiento” o de aquellos que han salido a luz cuando uno se preguntaba: ya tengo mi blog ¿y ahora de qué carajos escribo?
Al punto, mi “ladrido” sobre la bellísima Alizee ha tenido un crecimiento exponencial en sus visitas y no creo que se vaya a caer del podio, quizá fue un error escribir algo sobre ella. Por culpa del gugleo, su presencia en la cúspide no me hace feliz precisamente. No pretendía hacerme conocido como el tal Lin Tao que llenó casi toda Nueva York con posters de Britney Spears para promocionar sus libros. No quiero ser modernete, ni inmensamente popular, Dios me libre. Lo mío es más bien una paja mental (entendida como ejercicio de razonamientos para uso personal, que quede claro).
Pido clemencia, necesito justificarme. Es que esta chavala corsa es una debilidad, me encanta verla moverse en el escenario con esos ojos tan negros, tan provocadores. Eso es todo, su música es un desastre. No me interesa lo que cante, es puro embeleso, cierro mis oídos abro las cortinas de mis ojos, pura contemplación nada más, de ahí el título “música para los ojos”. Por eso no escribí casi nada sobre ella, el pensamiento se me nubla al verla.
En resumen, sería fácil  suprimir ese bochornoso artículo del blog, aunque he estado tentado, resultaría hacer trampa. Uno debe convivir con sus aciertos y yerros, aunque se lo tilde de lo que sea.  De seguro, que muchos al caer en la emboscada de cliquear en la entrada más popular,  se llevan un chasco monumental y murmuran para sí: “¿es todo lo que ofrece este tío, vaya mierda de…?”, y luego rehúyen de las demás entradas como de la peste.
Así que si usted es un internauta extraviado o recién llegado por aquí, no se deje llevar por el anzuelo engañoso de  “lo más visto o leído”, tómese su tiempo, siga su instinto.  

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

El Perro Rojo Copyright © 2011 - |- Template created by O Pregador - |- Powered by Blogger Templates